HIPOPRESIVOS

 

Este Abril iniciamos una nueva actividad en el Estudio con un curso de Hipopresivos. En colaboración con Monica Monge (Moviment), os presentamos una técnica que nos parece muy interesante y complementaria para la formación de cualquier persona que trabaja con la voz cantada o hablada. También es recomendable para cualquier persona interesada en profundizar la relación con su cuerpo y el potencial del mismo.

Abdominales-HipopresivosINICIO DEL CURSO: 10 de Abril
DURACIÓN ESTIMADA: 8 Semanas
HORARIOS A ELEGIR:
Turno Mañanas: Todos los lunes de 9:30h a 10:20h
Turno Tardes: Todos los viernes de 14:45h a 15:35h
PRECIO: 40€/ Mes
GRUPOS REDUCIDOS

 

INFO/INSCRIPCIONES:hola@estudiodetecnicavocal.com

 

Como tantas otras técnicas o ejercicios, los hipopresivos tienen su origen en la tradición oriental: en este caso el yoga. En occidente, en sus inicios, fueron utilizados primero por los culturistas, con fines estéticos, y después, en el ámbito de la salud, donde se aplicaron en un principio para la rehabilitación postural y más tarde en la recuperación del suelo pélvico femenino tras el postparto, así como para paliar los problemas de incontinencia urinaria que presentan las mujeres a partir de cierta edad, haciéndose muy populares entre esta población por su alta efectividad.

De la mano de Low Pressure Fitness llegan en su versión más revisada y actualizada para acercarse a muchos otros colectivos que se puedan beneficiar. Al poco tiempo de empezar a practicarlos, descubren que su acción repercute en el cuerpo de forma global.

Muchos cantantes llegan a esta técnica buscando un apoyo o un complemento a su práctica. Los hipopresivos te ayudarán en la reeducación de tu postura, en la relajación del diafragma,en la respiración de rebote o Splat y en la tonificación de los músculos implicados en los anclajes utilizados en la Voice Craft (Still) de torso y cabeza-cuello.

 

article-abdominales-hipopresivos-mucho-mas-que-meter-barriga-56fe367a3019d

OCHO BENEFICIOS QUE LOS HIPOPRESIVOS APORTAN A LOS MÚSICOS DE VIENTO Y CANTANTES

 

1. Tonifican la musculatura abdominal sin acortarla.

El temor a “perder” capacidad pulmonar por tener una faja abdominal muy tonificada hace que muchos músicos descuiden esta musculatura que tanto aporta en la sujeción de todo el esqueleto. En realidad con los hipopresivos se logra una  tonificación apropiada que permite mejorar la técnica interpretativa con un eficaz apoyo del aire que ayuda a la proyección del sonido.

2. Tonifican la musculatura perineal.

La presión intrabdominal que ejercemos los cantantes en la práctica diaria, acaba repercutiendo a nivel de la musculatura del suelo pélvico, y que se logra tonificar de forma saludable mediante los ejercicios hipopresivos.

3. Contribuyen a la relajación del diafragma.

Lo ideal sería que nuestro diafragma estuviese en condiciones inmejorables. El trabajo de hipopresivos logra devolver a este músculo vital la elasticidad natural y mejora notablemente la técnica respiratoria que necesitamos los músicos y cantantes.

4. Regula y/o mejoran los parámetros respiratorios.

La práctica de hipopresivos logra equilibrar este aspecto desde el trabajo de
apnea en vacío, es decir se trata de quedarse sin aire, en vez de llenar toda la capacidad pulmonar que nuestro organismo puede abarcar en una inspiración.

5. Mejora y corrige la postura.

Los hipopresivos consisten en mantener una serie de posturas, estáticas en los primeros niveles y dinámicas más adelante, que suponen un estiramiento global de diferentes cadenas musculares y una elongación de toda la columna, que va calando a nivel propioreceptivo y sensorial incidiendo directamente en el patrón postural y corrigiéndolo.

6. Previenen lesiones articulares y musculares.

Al tratarse de un trabajo corporal global y que integra las grandes cadenas musculares repercute notablemente en segmentos más pequeños que normalmente estiramos de forma muy localizada e inconexa sin llegar a lograr beneficios palpables.

7. Previenen y/o reducen los síntomas de incontinencia.

La presión intrabdominal inherente a la práctica musical, se puede ver agravada por diferentes factores: ser mujer (la cadera es más ancha que la de los hombres y la presión ejercida en esa zona es mayor), haber sido madre (en cada embarazo y parto esa zona puede quedar afectada) y el factor edad (todo el suelo pélvico pierde tonificación a medida por la edad y por los cambios hormonales).   Un trabajo preventivo mediante hipopresivos contrarresta el efecto de todos estos factores y permite prolongar la práctica de nuestras especialidades instrumentales sin incrementar la posibilidad de padecer estos síntomas que hasta hace bien poco se consideraban inherentes a la condición femenina.

8. Aportan bienestar y mejoran la autoestima.

Como cualquier otro ejercicio físico y respiratorio mejoran el estado anímico al provocar una considerable liberación de endorfinas. Aunque se trate de una “gimnasia pasiva” resulta evidente el aumento del rendimiento a nivel físico y la estabilidad a nivel mental.

El hecho de ver en pocas semanas resultados evidentes a nivel de práctica instrumental y la mejora del estado de salud y la calidad de vida en general, suponen un refuerzo positivo. Para las personas que ya sufren problemas de incontinencia, mejora su nivel de autoestima al encontrar, por fin, una solución a su problemática.

moviMENT te propone un plan de 2 meses que te permitirá integrar la técnica y la secuencia básica de ejercicios hipopresivos para que puedas practicar  con nosotros y en tu casa, añadiendo progresivamente días a tu práctica para encontrar un mayor beneficio.

Impartido por:
Mónica Monge
moviMENT

BIBLIOGRAFÍA: Aninamasana. (2016,marzo,27). Ocho beneficios que los hipopresivos aportan a los músicos de viento y cantantes. Título del recurso. Recuperado de http://www.aninamasana.com/es/ocho-beneficios-hipopresivos-musicos-viento-cantantes

 

 

BIOGRAFÍA MONICA MONGE

monica mongeHola, me llamo Mónica Monge. Mi profesión es Artista: cantante y bailarina. Mi pasión es la danza y el movimiento. He bailado y me he formado en diferentes estilos especializándome en danza teatro y danza contemporánea. Aunque mi formación de base es el clásico y el jazz. He actuado con distintas compañías, he montado pequeñas y macro coreografías, y dado clases a distintos niveles y públicos diferentes (niños, adultos, familia, bebés…) en varias disciplinas.
En 2001 empiezo a cantar profesionalmente en diferentes formaciones. Me formo en Primer y Segundo Nivel de Voice Craft (Jo Still),

Con el tiempo me empieza a interesar la relación entre la danza, la salud y el bienestar. En 2004 me formo como danzaterapeuta en la UB. Pongo mis conocimientos en práctica durante unos años con diferentes colectivos. Movida por este interés inicio los estudios de psicología que serán interrumpidos por mi gran deseo de ser madre.

En 2010 llega mi primer hijo y decido formar una familia. Un proyecto al que me entrego casi por completo durante 7 años. En este tiempo, aunque desde otro lugar, sigo en contacto con el cuerpo, con mi cuerpo y en busca de otras experiencias: el Yoga, el mindfulness y por último los ejercicios hipopresivos (Low Pressure Fitness). Decido complementar mis conocimientos y mi formación en estas disciplinas.

Ahora siento que  ha llegado el momento de transmitir y compartir todo lo que sé y tengo, con otras personas que decidan beneficiarse y emprender un camino con el movimiento y otras técnicas corporales para su propio bienestar.